SuperZings

SuperZings
SuperZings Serie 4 MagicBox

CRÍTICA DE ESTRENOS: "PEQUEÑAS MENTIRAS PARA ESTAR JUNTOS"

CRÍTICA DE ESTRENOS: "PEQUEÑAS MENTIRAS PARA ESTAR JUNTOS"

En las duras y en las maduras (Que ya ha pasado tiempo)

Por: Francisco Rodrigues (IG: @sandwichmental)


Título original: Nous finirons ensemble

Año: 2019

Duración: 135 min.

Director: Guillaume Canet

Guión: Guillaume Canet, Rodolphe Lauga

Fotografía: Christophe Offenstein

Reparto: François Cluzet, Marion Cotillard, Benoît Magimel, José García, Gilles Lellouche, Laurent Lafitte, Valérie Bonneton, Pascale Arbillot, Clémentine Baert, Xavier Alcan, Tatiana Gousseff, Ilan Debrabant, Jean Dujardin, Gwendoline Hamon, Joel Dupuch, Hocine Merabet, Neo Broca, Marc Maire, Karim Adda, Jeanne Dupuch, Philippe Vieux

Distribución: A Contracorriente Films

Género: Comedia. Drama

Fecha de Estreno en Cines: 8 de Noviembre 2019


SINOPSIS

Max, arruinado y algo deprimido, regresa a su casa de verano para venderla. Sus viejos amigos, que han pasado en ella grandes momentos juntos, aparecerán por sorpresa en su cumpleaños. Después de mucho tiempo separados, comprobarán la fuerza de su amistad.


OPINION

En las duras y en las maduras (Que ya ha pasado tiempo)

Por: Francisco Rodrigues (IG: @sandwichmental)

La más reciente película de Canet es un entretejido de pequeñas historias que se juntan por cosas de la casualidad. Con motivo del cumpleaños 60 de Max, todos los personajes que conocerán de la primera película “Pequeñas mentiras sin importancia” lo sorprenden en la casa veraniega de aquellos mejores tiempos. Pero nada es lo mismo: entre divorcios, muertes y bancarrotas, los miembros de este particular y artístico grupo de amigos tienen mucho que contarse. Ahora, que esto sea interesante para nosotros, es otra cosa.

El centro del filme parece ser Max y el dilema que tiene de vender la casa luego de que una mala inversión lo deja sin un duro, pero cuando los demás llegan con sus historias y sus cambios con respecto a la primera película, todo parece enlodarse en una maraña de historias cortas sin conclusión. Algunos personajes se enredan entre ellos, engañan a sus parejas (las cuáles también están ahí) y cometen tonterías sin ninguna consecuencia. En un punto pareciera que estuviéramos viendo una versión cincuentona de “Jersey Shore”, con hombres maduros sin camisa incluidos.


Las marcas del primer film se mantienen como la música pegajosa de otras épocas y las vistas costeras, pero hay una cierta falta de continuidad que no permite que la película se desarrolle para ningún lado: no sabemos si es un estudio de los personajes y sus relaciones personales o una historia guiada por las situaciones que les ocurren y cómo reaccionan ante ellas.

Aquí hay para todos: lanzamientos en paracaídas, rescates en alta mar, tres demostraciones de pasión seguidas y todavía da tiempo de seguir agregando personajes al mix, aunque ya llevemos más de la mitad de la película y todavía tenemos otros cinco personajes en sus propios rollos. Lo peor es que hay contenido aquí para hacer seis películas más; temas como la depresión, los traumas, la amistad, las relaciones, las preferencias sexuales, etc, están presentes en todos estos personajes, pero cuando parece que va a haber un progreso, pasamos a otra cosa.

En definitiva, una película que se disfruta como una especie de documental sobre las vidas animadas de los pudientes en la costa francesa (están tristes y desesperados, pero tienen dinero para alquilar casones, catamaranes y restaurantes elegantes) pero que no les da respuestas claras a los seguidores de la primera película (aparte de la escena final) ni algo interesante que ver a los que se hayan topado con esta secuela sin ver la primera.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.