Síguenos en Twitch

Síguenos en Twitch
Síguenos en Twitch

CRÍTICAS de ESTRENOS: "GASLIT" (SERIES TV)

CRÍTICAS de ESTRENOS: "Gaslit" (SERIES TV)

"Gaslit" es un juego de engaños, de aparentar y de querer ser el mejor. Una lucha de poder interna. Ya sea dentro de la casa blanca, intentando desenmascarar el caso, o dentro de la dinámica del hogar


Escrito por: Andrea de Lera


Título original: Gaslit

Dirección: Robbie Pickering (Creador), Matt Ross

Guion: Robbie Pickering, Amelia Gray, Anayat Fakhraie, Uzoamaka Maduka, Sofya Levitsky-Weitz, Alberto Roldán, Leon Neyfakh

Reparto: Sean Penn, Julia Roberts, Patton Oswalt, Dan Stevens, Betty Gilpin, Darby Camp, Allison Tolman, Shea Whigham, Aleksandar Filimonovic, Anne Dudek, Don DiPetta, Jeff Doucette, Kat Foster

Productora: Esmail Corp, NBCUniversal Content Studios, Red Om Films, Universal Cable  Productions.

Género: Drama Político

Fecha de Estreno en Plataformas: 24 de Abril en Starzplay


SINOPSIS

"Gaslit" es una visión moderna del Watergate que se centra en las historias no divulgadas y en los personajes olvidados del escándalo, desde los subordinados torpes y oportunistas de Nixon, pasando por los fanáticos desquiciados que ayudaron a cometer sus crímenes, hasta los trágicos denunciantes que acabaron por derrumbar toda la corrupta empresa. La historia se centrará en Martha Mitchell, interpretada por Julia Roberts. Una gran personalidad con una boca aún más grande. Martha es una célebre mujer de la alta sociedad de Arkansas y esposa del fiel fiscal general de Nixon, John Mitchell, interpretado por Sean Penn. A pesar de su afiliación al partido, es la primera persona que hace sonar públicamente la alarma sobre la implicación de Nixon en el Watergate, lo que hace que tanto la Presidencia como su vida personal se desmoronen. Como Fiscal General, John Mitchell es el asesor de mayor confianza y el mejor amigo de Nixon. Temperamental, malhablado y despiadado-pero perdidamente enamorado de su famosa esposa se verá obligado a elegir entre Martha y el Presidente.


OPINIÓN

Escrito por: Andrea de Lera

El sonado caso Watergate, que llevó al partido republicano estadounidense a uno de sus momentos más bochornosos por haber robado documentos a sus contrincantes, ha salido en pantalla multitud de veces. Sin embargo, "Gaslit" enfoca el caso desde la perspectiva de todos aquellos subordinados que trabajaron detrás de este, y sobre todo, en la mujer que dio la primera alarma de que el presidente del país estaba detrás de ello.

"Gaslit" es un drama político que en ocasiones puede llegar a rozar el thriller policial. Pero sobre todo, intenta ser una biografía ficticia de un grupo de personajes que, aunque públicos (si bien el espectador de fuera de USA no los reconocerá tanto), se nos muestran rotos y humanos, dispuestos a todo para conseguir lo que quieren. Y sobre todo, si bien Watergate está siempre de la mano del ex-presidente Nixon, aquí consiguen que no aparezca, que simplemente sea una sombra constante en la trama.

Porque realmente, no se le necesita. El reparto es espectacular. A cada escena sale un actor que sabes que conoces de algo haciendo una gran interpretación. Pero la guinda del pastel, sin duda, la ponen Sean Penn como John Mitchell, y Julia Roberts como Martha Mitchell, la mujer que dio la primera voz de alarma. Roberts se mete en el papel de una socialité sureña con ganas de fama pero que rompe con ese estereotipo que tenemos en mente. Te crea rápidamente un personaje complejo lleno de grietas donde realmente puedes ver cierta luz de cómo es en realidad. Claro está, si ella te deja.


Y es que "Gaslit" es un juego de engaños, de aparentar, y de querer ser el mejor. Una lucha de poder interna. Ya sea dentro de la casa blanca, intentando desenmascarar el caso, o dentro de la dinámica del hogar.

"Gaslit" no es una serie para hacerse un maratón ni mucho menos. Es densa, y en momentos, y por la cantidad de personajes que aparecen y plots que llegan a ocurrir (en ocasiones muy rápido y seguido), puede llegar a hacer que el espectador pierda el hilo de lo que ocurre. Al final, es una serie para sentarse y prestar atención, y disfrutar de las interpretaciones.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.