Superthings

Superthings
Superthings Power Machines Magicbox

CRÍTICAS de ESTRENOS: "ENVIDIA SANA"

CRÍTICA de ESTRENOS: "ENVIDIA SANA"

"Envidia Sana" - Tal cosa no existe, ¿o si?

Por: Luis Varela


Título original: Le bonheur des uns...

Año: 2020

Duración: 104 min.

Dirección: Daniel Cohen

Guion: Daniel Cohen, Olivier Dazat

Música: Maxime Desprez, Michaël Tordjman

Fotografía: Stephan Massis

Reparto: Bérénice Bejo, Vincent Cassel, François Damiens, Florence Foresti, Daniel Cohen 

Género: Comedia

Distribuidora: A Contracorriente Films

Fecha de Estreno en Cines: 25 de Junio 2021


SINOPSIS

Léa, Marc, Karine y Francis son dos parejas de viejos amigos. Se reúnen con frecuencia y todo funciona porque cada uno ocupa su lugar. Pero la armonía se rompe el día en que Lea, la más discreta de ellas, confiesa que está escribiendo una novela que pronto se convierte en un gran éxito de ventas. Lejos de alegrarse, empiezan a aflorar pequeños celos y algunas inseguridades.


OPINION

Por: Luis Varela 

El éxito de una persona cercana provoca inherentemente una reacción en nosotros, que puede ser desde lo positivo, la felicidad o el orgullo, por el logro de ese allegado; o incluso lo negativo, la harta conocida envidia, el anhelo o el deseo, por tener lo que otro consiguió. A fin de cuentas, somos humanos.

Algunos seres en nuestra sociedad suelen emplear un término para confesar su codicia, pero sin catalogarse como malos – puesto que la envidia está solo presente en las “malas personas”. De ahí el reconocimiento de la "envidia sana".

Bajo este concepto, el director Daniel Cohen (El Chef, la receta de la felicidad) aborda su más reciente película "Envidia Sana". Léa (Bérénice Bejo), Marc (Vincent Cassel), Karine (Florence Foresti) y Francis (François Damiens) son una sólida pareja de amigos. Durante una cena entre las parejas, Léa cuenta al grupo que está escribiendo una novela. El futuro reconocimiento de Léa en la literatura romperá la armonía de este particular grupo. 

A medida que avanza el metraje, estos personajes secundarios comienzan a expulsar -de manera progresiva- sus más reservados rencores, impulsados por un afligido ego, siendo este el motor principal de sus pensamientos y acciones. Por medio de comentarios poco empáticos, bien tratando de emular el éxito ajeno para adquirir un sentido de superioridad o, simplemente, menospreciar el logro que no es suyo, son algunos de los métodos que emplean mencionados éstos para liberar sus frustraciones ante el abrupto , e incomprensible para ellos, éxito de Léa.


Daniel Cohen apuesta por una narrativa cómplice con el espectador para llevar la temática de la película, sorteando un ligero drama con par de momentos cómicos para sobrellevar las acciones de los personajes secundarios en puntuales ocasiones. De esta manera, el espectador empatiza con ellos en sus conflictos particulares sin condenarlos ciegamente.

‘Envidia Sana’ termina resultando un película amena, de rápido visualizado y sin mayores exigencias para el espectador. Daniel Cohen nos invita, mediante un mensaje moralizador, a no cerrar nuestra mente, creer en la transformación de las personas y valorar a las personas cercanas a nosotros.

Entonces, ¿es posible la ambigüedad en una frase como aquella? Quizás esa pequeña y débil luz al final de tan oscuro túnel sea la oportunidad de cambio para esa persona que acusa su "endivia sana", alcance a superarse a sí mismo, sonría de felicidad por su triunfo obtenido, y, hasta más importante aún, separarse por un tiempo de aquella amistad que tanto atormentó.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.