SuperZings

SuperZings
SuperZings Serie 4 MagicBox

CRÍTICA de ESTRENOS: "MIDWAY"

CRÍTICA de ESTRENOS: "MIDWAY"

"no duden de pasar por el bar del cine y aprovisionarse de palomitas y otros chuches...sentirán la emoción de caer en picado encerrado en la cabina de un caza"

Por: Josep Lluís Mestres


Título original: Midway

Año: 2019

Duración: 138 min.

Director: Roland Emmerich

Guión: Wes Tooke

Fotografía: Robby Baumgartner

Música: Harald Kloser, Thomas Wanker

Reparto: Ed Skrein, Woody Harrelson, Patrick Wilson, Luke Evans, Aaron Eckhart, Nick Jonas, Mandy Moore, Dennis Quaid, Darren Criss, Luke Kleintank, Alexander Ludwig, Mark Rolston, James Carpinello, Tadanobu Asano, Jake Manley, Ellen Dubin, Keean Johnson, Kevan Ohtsji, Brandon Sklenar, Russell Dennis Lewis, Tyler Elliot Burke, Nobuya Shimamoto, Garret Sato, Robert Crooks, Johan Strombergsson-Denora, Alexandre Dubois, Michael Daniel Murphy, Jason Smiley, Dean Schaller, Adam Rogers, Svitlana Campbell, James Hicks 

Distribución: Diamond Films

Género: Acción Bélica

Fecha de Estreno en Cines: 5 de Diciembre 2019


SINOPSIS

1942, Segunda Guerra Mundial. Después del devastador ataque sorpresa que destruyó Pearl Harbor, la Armada Imperial Japonesa se prepara para un nuevo ataque. Pero el Almirante Nimitz (Woody Harrelson) y Dick Best (Ed Skrein), el mejor piloto de la armada estadounidense, preparan un contraataque al imponente ejército japonés. Dick encabezará un ataque masivo que hará que Japón se dé cuenta de su error. Una decisión que cambió el curso de la historia para siempre.

Mientras estos dos titánicos enemigos emprenden una letal batalla para cambiar el rumbo de la guerra, todas las miradas se vuelcan hacia la remota isla de Midway, donde una serie de impactantes ataques aéreos y marítimos pondrán a prueba la potencia y la fortaleza de ambas naciones.


OPINION

Por: Josep Lluís Mestres

Remake de la famosa película del mismo nombre (en España estrenada como La batalla de Midway) y protagonizada por los grandes actores del momento: Charlton Heston, Henry Fonda, James Coburn, Glenn Ford, Robert Mitchum, Robert Wagner y, hasta en los papeles de segundones, nos podríamos encontrar a un jovencísimo Tom Selleck. Ahora, el realizador Roland Emmerich, sigue la estela hollywoodiense del cine bélico al más puro estilo de un video juego, junto con una gran dosis de ignorancia por la Segunda Guerra Mundial. Hay grandes películas de prestigio como La chaqueta metálica (1987), Platoon (1986), En tierra hostil (2008) o Dunkerque (2017) y, hay otras guerras de palomitas y refresco que se reducen a meros acontecimientos cruciales, con grandes dosis de imaginación histórica para el entretenimiento comercial a gran escala (y con efectos especiales) para sorprendernos con la bravura de los soldados estadounidenses.

El film está interpretado por Ed Skrein (Entre sombras, 2018), un desaprovechado Woody Harrelson, PatrickWilson, Luke Evans, un desconocido Dennis Quaid y, entre otros muchos, a Nick Jonas. Todos tienen una base en común: no se creen su interpretación. Y es que Midway, a diferencia de Dunkerque, prioriza el alcance global sobre el drama individual. Si algo bueno tiene la cinta de Emmerich es que nos deja entrever a los oficiales de inteligencia explicando sus estrategias. Pero no mucho más.


Parece que, tanto el guionista Wes Tooke como el director Roland Emmerich, hubiesen trazado la película basándose en otros films del mismo estilo, o por aquellos antiguos cómics de “Hazañas Bélicas”, en lugar de hacerlo buceando en los libros de historia. Midway es un film repleto de clichés serie B, con la intención de imprimir una leyenda. Y es una pena, porque, a veces, muestra respeto en ambas partes de la lucha y por el coraje requerido por los soldados para morir por su país. No cabe duda que, tales personas, merecen un homenaje mucho mejor que el pastiche de Tooke-Emmerich.

La proyección empieza con el bombardeo de Pearl Harbur, y nos da la sensación de que la batalla de Midway es una especie de venganza, desquite, vendetta, ajuste de cuentas o como lo quieran llamar que ocurrió unas semanas después. Nada más lejos de la realidad. Entre el bombardeo al puerto Harbur y Midway pasaron seis meses. Por otra parte, el ataque al atolón de Midway nunca fue un intento de invadir Estados Unidos (al igual que Pearl Harbur), sino que su objetivo era eliminar las fuerzas navales americanas del Pacífico y evitar su intervención en la campaña japonesa en el este y sudoeste asiático.


Entre estos seis meses que marcaron historia (Pearl Harbur-Midway), se libraron otras dos importantísimas contiendas: la batalla del Mar de Coral y la conquista japonesa de la Isla de Wake. No fue todo de un día para el otro. Ni mucho menos una venganza por el bombardeo japonés. No quito importancia a los sucesos de Midway, pero de aquí a que fuera un punto de inflexión, hay un abismo. El verdadero punto de inflexión, de no retorno, sucedió entre el siete de agosto de 1942 y el 9 de febrero de 1943, donde las fuerzas norteamericanas desembarcaron en las islas de Tulagi y California, con el objetivo de impedir la amenaza de las bases japonesas a las rutas de suministros a los aliados de Australia y Nueva Zelanda. Finalmente, los nipones evacuaron (tras varios intentos fallidos de nuevos desembarco) a sus tropas el siete de febrero de 1943, forzando a Japón a cesar en su postura ofensiva y se enfocó en estrategias defensivas. Aquellos meses donde se lucho por un palmo de tierra con la bayoneta calada. se dio a conocer al mundo como la campaña de Guadalcanal.

En el caso que decidan ir a ver el film que nos ocupa, no duden de pasar por el bar del cine y aprovisionarse de palomitas y otros chuches. La película tiene una duración de 138 minutos y, aunque globalmente no es nada del otro mundo, hay momentos realmente divertidos y sentirán la emoción de caer en picado encerrado en la cabina de un caza.

Por cierto, y como mero apunte: en la batalla de Midway se reconoció mundialmente la valentía de los soldados japoneses al montar a horcajadas los torpedos y guiarlos manualmente hacia los buques norteamericanos. La realidad fue mucho más dura.



1 comentario:

  1. Hola Josep. Creo que ya habías escrito en este blog. Como siempre, magnífica crítica. Somos muchos los que te seguimos. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.