SuperZings

SuperZings
SuperZings Serie 4 MagicBox

CRÍTICA de ESTRENOS: "IT CAPÍTULO 2"

CRÍTICA de ESTRENOS: "IT. Capítulo 2"

IT 2: Recordaba esto mucho más espeluznante…

Por: Francisco Rodrigues (IG: @sandwichmental)


Título original: It. Chapter Two

Año: 2019

Duración: 169 min.

Director: Andy Muschietti

Guión: Gary Dauberman, Jeffrey Jurgensen (Novela: Stephen King)

Fotografía: Checco Varese

Música: Benjamin Wallfisch

Reparto: Jessica Chastain, James McAvoy, Isaiah Mustafa, James Ransone, Bill Skarsgård, Jay Ryan, Bill Hader, Andy Bean, Xavier Dolan, Will Beinbrink, Jack Dylan Grazer, Teach Grant, Sophia Lillis, Taylor Frey, Finn Wolfhard, Jake Weary, Jaeden Martell, Nicholas Hamilton, Jess Weixler, Jeremy Ray Taylor, Peter Bogdanovich, Jake Sim, Jackson Robert Scott, Stephen King, Owen Teague, Javier Botet, Joan Gregson, Wyatt Oleff, Troy James, Kate Corbett, Chosen Jacobs, Lyla Elliott, Jason Fuchs, Stephen Bogaert, Logan Thompson, Kelly Van der Burg, Janet Porter, Ari Cohen, Elena Khan, Ryan Kiera Armstrong, John Connon, Anthony Ulc, Rob Ramsay

Distribución: Warner Bros.

Género: Terror

No recomendada para menores de: 18 años.

Fecha de Estreno en Cines: 6 de Septiembre 2019


SINOPSIS

En el misterioso pueblo de Derry, un malvado payaso llamado Pennywise vuelve 27 años después para atormentar a los ya adultos miembros del Club de los Perdedores, que ahora están más alejados unos de otros.


OPINION

IT 2: Recordaba esto mucho más espeluznante…

Por: Francisco Rodrigues (IG: @sandwichmental)

Mike Hanlon lo menciona cada cierto tiempo durante las casi 3 horas de película: el recuerdo. La secuela del aclamado filme de 2017 se sostiene mucho en el pasado tanto de los jóvenes actores como de la historia porque al fin y al cabo de eso es lo que se alimenta Pennywise: el miedo y, usualmente, mucho de nuestros miedos se forman cuando somos niños.

Esto le da mucho más peso al bagaje emocional que cargan los miembros del “Club de los perdedores” hasta su adultez y lo que le brinda la emocionalidad a esta película. Pero, no se dejen engañar, no solo es la intención lo que cuenta. En diversas ocasiones, el director Andy Muschietti busca incomodar a la audiencia con las múltiples presentaciones de pesadilla de Pennywise, pero muchas veces estas rayan en lo cómico más que en lo espeluznante. Puntos a favor, cuando lo logran, lo logran, pero es bastante errático durante todo el filme.

Lo que más resalta en esta historia es el increíble casting. Todos los personajes y sus contrapartes jóvenes están muy bien logradas y eso le agrega mucha credibilidad a la historia. En cuanto a las actuaciones, las de Bill Hader como Richie y James Ransone como Eddie son excelsas, aunque eso también viene ayudado porque sus personajes son los más interesantes y porque el trabajo de sus compañeros jóvenes (Jack Dylan Grazier y Finn Wolhard) ya era fabuloso en la primera entrega.


La historia se benefició bastante de su tiempo extendido para poder compaginar el momento actual con los sucesos de los 80. Se agradece que la película recuerde momentos claves del primer filme, aunque muchos que volvieron a ver la primera para refrescar todo lo sentirán algo repetitivo. El detalle de las relaciones que Stephen King plasmó en el libro se siente aquí, sobre todo las relacionadas con Beverly y su papel como vidente. Sin embargo, los orígenes de “IT” así como la batalla final se sienten algo desconectadas de toda la trama de ambas películas.

Aquí entra la parte mala del largo de la película y es que hay muchas escenas que son de relleno, así como personajes que más que personajes son objetos de la trama que no aportan mucho como Henry Bowers. Pero, en general, la película te mantiene lo suficientemente enganchado para no perder el ritmo.

En definitiva, IT es un relato psicológico transformado en película de suspenso que se nutre de las actuaciones y de un excelente sustento literario para construir una segunda parte que si bien está más dispersa y no asusta tanto logra cerrar con un final aceptable: quizás el mejor consuelo para Stephen King.



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.