SuperZings

SuperZings
SuperZings Serie 4 MagicBox

CRÍTICA: "EL PIONERO" (Series TV HBO)

CRÍTICA DE SERIES: “EL PIONERO”

Jesús Gil y Gil, un claro ejemplo de lo que NO se debía ser en la vida. Pero… tenía algo.

Por: Alfredo Alonso


Título original: El pionero

Año: 2019

Duración: 58 min.

Director: Enric Bach

Guión: Enric Bach, Justin Webster

Fotografía: Cosmo Campbell

Música: Laro Basterrechea

Reparto: Documental, Jesús Gil y Gil

Distribución: HBO

Género: Documental - Política

Fecha de Estreno: 7 de Julio 2019


SINOPSIS

La historia de la vida de Jesús Gil es una de las más fascinantes de los últimos años en Europa. El singular personaje rompió los moldes de la política, el fútbol y los inmuebles en España.


OPINION

Por: Alfredo Alonso

Magnífico documental de HBO dirigido por Enric Bach donde nos muestra a través de testimonios actuales (sus hijos Óscar, Miguel Ángel y Jesús, sus hermanos, Severiano y Javier, el fiscal Carlos Castresana, la política Isabel García de Marcos, el periodista José María García, el ex futbolista Paulo Futre y el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, entre otros) e imágenes y vídeos sacados de hemeroteca, la emocionante y accidentada vida de Jesús Gil y Gil.

Conocido en toda España por ser presidente del Atlético de Madrid (1987-2003) y alcalde de Marbella (1991- 2002), Jesús empezó desde bien temprano a ‘dar la nota’, algo que le caracterizaba.

Empezó en el mundo de los negocios llevando la contabilidad de una pensión de prostitutas en Madrid, donde duró poco, y se pasó a la compra venta de automóviles. Ya aquí era conocido en la capital por su ‘coche de la carne’, un descapotable rojo en el que paseaba a mujeres por la Gran Vía. A los pocos años cambió los coches por la inmobiliaria, donde explotó su talento innato como vendedor.

Se hizo realmente conocido por levantar una ‘cuidad’ para 20.000 habitantes en medio de la Sierra de Guadarrama, Los Ángeles de San Rafael. Llevó al complejo (para dar publicidad y vender) a cantantes, actores, futbolistas… Toda la élite española pasó por allí gracias a la labia de Jesús (más que El Pionero, El Adulador). Hasta que ocurrió la tragedia. Un restaurante del complejo se derrumbó, dejando 58 muertos y 150 heridos. Empiezan los problemas judiciales para Jesús (que le acompañaron durante toda su vida), que estuvo en la cárcel durante dos años hasta que… ¡Franco lo indultó! Sí, convenció, a través de terceros, a Francisco Franco para que lo sacara de la cárcel, y así fue. Como digo, un genio de la palabra.

Tras la debacle en la sierra segoviana mete cabeza en el fútbol a través de su amigo Vicente Calderón. Y ahora es cuando viene el pelotazo, nunca mejor dicho.

Se convierte en el salvador (y presidente) del Atlético, al borde de la desaparición por una deuda de 2.000 millones, aportando, junto con Enrique Cerezo, dicha cantidad. Algo que posteriormente demostró el fiscal del caso Carlos Castresana, que fue completamente falso, que no pusieron una peseta.


Por si fuera poco, decide meterse en política… Y arrasa. Sale elegido alcalde de Marbella. ¿Por qué quería ser alcalde? Muy sencillo. Había invertido dinero en Marbella, mucho dinero. Tenía pisos y quería construir más. Por las licencias y las reticencias del partido gobernante, no le daban los permisos y tenía que sobornar a los políticos para que se los dieran. Hasta que un día dijo: ¿y si soy yo el alcalde y me doy los permisos sin tener que sobornar a nadie? Y así lo hizo. Dicho y hecho.

Arrasó en las elecciones, el pueblo amaba a Jesús Gil. Tenía algo, un aura especial, entendía lo que quería la gente. "En Marbella era un predicador, la gente entró en éxtasis con el nuevo alcalde" (testimonio). Y respondió a sus votantes con hechos: levantó una ciudad nueva, la Marbella que hoy conocemos todos.

¿Parece que estoy poniendo por las nubes a Jesús no? Pues sí. Pongo por las nubes su capacidad de convicción, su ímpetu y su inteligencia. Porque Jesús era muy inteligente, aunque no lo pareciera. Quién no se acuerda del programa del ‘jacuzzi’, donde respondía preguntas de los ciudadanos en TV, rodeado de chicas en bikini, o de la publicidad ‘MARBELLA’ en las camisetas de varios equipos de La Liga. O del puñetazo al directivo del Compostela. Lo hacía todo para que la gente hablara de él y hablara de Marbella. Y mientras más se hablaba de Marbella, más gente iba, más vendía y más rico se hacía.

El éxtasis total fue cuando ganó La Liga y la Copa con el Atlético y Marbella estaba en pleno ‘boom’. Pero poco le duró. Entró en la cárcel y… ¡El gobierno lo vuelve a indultar! Increíble.

Pero no nos podemos olvidar de que Jesús tenía muchas cosas malas. Era un mafioso, un corrupto. "Sus fines eran buenos, pero los medios no" (Isabel García de Marcos, antigua política de la oposición).

Entonces se empieza a destapar todo. Toda mierda oculta tras un exitoso equipo de fútbol (el escándalo de las camisetas MARBELLA) y una ciudad envidiable (corrompida hasta las cejas). Se abre una investigación seria (por fin) y a partir de aquí la debacle total, se tiene que alejar definitivamente de la política y del Atlético, las dos cosas que le daban la vida, porque Jesús era una máquina de ambición, no podía parar. Y cuando paró, murió.

Tengo que decir que se me saltaron las lágrimas en el momento de su muerte en el documental. No sé por qué. Me asusté de mí mismo y todo. Me dije: "tío, si era un tipo terrible, un ladrón, sin honestidad alguna, un claro ejemplo de lo que NO se debía ser en la vida". Pero… tenía algo.

Enric Bach ha conseguido con su documental que Jesús Gil y Gil me embauque como embaucó a tantísima gente, así que buen trabajo Enric, muy buen trabajo.



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.