SuperZings

SuperZings
SuperZings Serie 3 MagicBox

NUESTRA CRÍTICA DEL "RITUAL" MUSICAL DE MÓNICA MOSS

EL "RITUAL" DE MONICA MOSS CAPAZ DE INVOCAR A TODOS AQUELLOS ESPIRITUS REBELDES DISPUESTOS A ROMPER ESTEREOTIPOS


Hay una cosa en este mundo que nos gusta mucho, tachar de freak algo que llegue a nuestros sentidos y que escape de nuestras mentes. Y seguro que lo hacen con este último disco de Monica Moss. ¿Por qué?, ¿porque es transgresor?, ¿quizás peculiar?, ¿más bien extravagante?, ¡NO! Dirán que es friki porque nuestra mente no llega más allá de un ritmo latino a golpe de un "dame papi, dámelo". Mentes que parecen abnegadas a abandonar las pautas que marca una sociedad. Monica Moss irrumpe de nuevo en las pistas de baile rompiendo estereotipos, arriesgando, mostrando su peculiaridad, y además, con más razón que una santa. Que se enciendan las luces de la pista y que solo nos vean a los locos bailando, indiferentes a lo que piensen los demás, abofeteando con cada nota musical a todo aquel que pueda llegar a poner el grito en el cielo.

El "Ritual" de Monica Moss se basa en varias pistas de electro-pop-dance que resultan necesarias para abanderar la crítica social, la libertad, la sensualidad, la transgresión. No es fácil liderar proyectos con tal calado porque muchos se echarán encima e incluso se mostrarán "ofendiditos". Hoy en día hay mucho "hater", pero lo que realmente hace falta es más Monica Moss en nuestras vidas, en nuestra sociedad. Hace falta una voz que sea capaz de decir las cosas bien claritas, tal como son. Monica Moss trae un buen puñado de letras motivadoras, voces con estilo hip-hop, trap, sobre bases electrónicas y con ritmos muy pegadizos. Lo que sí está claro es que la música de Mónica Moss es un ritual perfecto con el toque de energía necesario para tambalear y excitar nuestras mentes (y en algunos casos, retrógradas mentes).

Lo que nos gusta de Mónica Moss es que no abandona su sueño, sigue luchando para hacerse oír en un difícil panorama musical con unas letras que no tienen comparación. Y el mundo parece que cambia... muy lentamente, pero cambia. Aún queda mucho trabajo por hacer y mucha de la música sigue basándose en unos cánones de machismo, discriminación, etc... Hace falta luchar, hace falta un "Ritual" para romper barreras. Y que digan lo que quieran, que nadie será lo suficientemente fuerte para callar a Mónica Moss y su revolución.


Además, con "Ritual" me pasa una cosa curiosa, mi mente viaja a una especie de musical, un espectáculo lleno de luz y color, donde todo el mundo baila y se deja llevar por la música. Una especie de historia que podría comenzar con una "mojigata" (porque así llamamos a las niñas "buenas" en esta sociedad) que acude a una tienda esotérica para que lean su futuro a través del tarot. A partir de ahí mucho baile, bailarines por doquier, y una historia de trasfondo. Una chica que sufre de un Ritual de amor fugaz, de amor ficticio, del gusto fácil y despreocupado. Que sufre el contagio con un mundo lleno de Intoxicados que solo buscan escalar hasta una cima donde la felicidad es algo desconocido y abundan los Yonkis de la fama y el dinero. Una historia donde el desamor también se deja ver, bajando las pulsaciones y sintiendo la genial "Nos quisimos tanto". Al final el dolor la vuelve a hacer Sumisa, de Porcelana, pero que al final acabaremos Celebrando, liberando su mente, desconectando de este mundo y viajando a un mundo de alegría. Quizás sea una historia basada en hechos reales, o no, pero lo que si es, es una lección de vida, de reivindicación, de lucha. Un cuento del que aprender que no todo tiene que ser como ves o te cuentan, que todo puede cambiar. Si alguien quiere apuntar la idea que la apunte, pero para este musical solo te hace falta un reproductor en casa, mucho volumen y liberar la mente bailando hasta un nuevo amanecer.

Concluyendo, "Ritual" es un álbum lleno de ritmos pegadizos, bailables, que involucran a pisar fuerte la pista de baile y sumergir la mente entre haces de luces de color. Libérate de estereotipos, open your mind, sigue el "Ritual".




No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.