SuperZings

SuperZings
SuperZings Serie 4 MagicBox

CRÍTICA de ESTRENOS: "LA HIJA DE UN LADRÓN"

CRÍTICA de ESTRENOS: "LA HIJA DE UN LADRÓN"

"No deja de ser el reflejo de una vida ciertamente normal a través de la cámara, el día a día, donde parece no suceder nada, más allá de lo vivido"

Por: Lucía Carrère


Título original: La hija de un ladrón

Año: 2019

Duración: 102 min.

Director: Belén Funes

Guión: Belén Funes, Marçal Cebrian

Fotografía: Neus Ollé

Reparto: Greta Fernández, Eduard Fernández, Àlex Monner, Frank Feys

Distribución: BTEAM Pictures

Género: Drama social

Fecha de Estreno en Cines: 29 Noviembre de 2019


SINOPSIS

Sara (Greta Fernández) ha estado sola toda su vida. Tiene 22 años y un bebé, su deseo es formar una familia normal junto a su hermano pequeño y el padre de su hijo. Su padre, Manuel (Eduard Fernández), tras años de ausencia y al salir de la cárcel, decide reaparecer en sus vidas. Sara sabe que él es el principal obstáculo en sus planes y toma una decisión difícil: alejarlo de ella y de su hermano.


OPINION

Por: Lucía Carrère

Opera prima, de Belén Funes, totalmente realista y sensible a la realidad y las experiencias. La directora catalana participó en la Muestra de Cine, el Mundo y Derechos Humanos con su primera película, además inauguró el XXI Festival Abycine (Festival de cine independiente). Además, "La Hija de un ladrón" participó en la sección oficial del Festival de San Sebastián y Greta Fernández ganó la Concha de Plata a Mejor Actriz.

En "La hija de un ladrón" nos presenta una realidad social, totalmente verosímil, que, en ocasiones, en nuestro día a día parece no existir o creemos que no existe, nos muestra los problemas cotidianos de una “vida normal”, la lucha de muchas personas que buscan sobrevivir en el papel que les ha tocado interpretar en la vida; olvidar la frialdad de esta sociedad cada vez más individualizada, y que no se preocupa de los problemas ajenos, ni se ocupa de solucionarlos. En esta ocasión vemos como la protagonista, una mujer normal, una mujer fuerte, enfrentada con la realidad, lucha por su felicidad, no pide mucho; una familia, un trabajo y una pareja; en resumidas cuentas: "una chica normal que desea una vida normal"; horizontes sencillos y a la vez demasiado lejanos para ella.

No llegando a caer en el melodrama o en el exceso del dramatismo que perfectamente conllevaría la complicada situación que nos presenta, la joven protagonista es fuerte ante las continuas decepciones que se encuentra, una joven luchadora que sobrevive día tras día, con esfuerzo, sudor y lágrimas… Aunque claramente con instantes de debilidad y cierta inseguridad, el temor a quedarse sola, su miedo más profundo y que le acompaña durante toda la película; se convierte en una obsesión, un fantasma que le persigue a cada instante. Sentimiento común en la vida de cualquier persona, que como a la protagonista le puede hace caer en una espiral de agotamiento psicológico.

Aunque ciertamente la historia nos atrapa y nos conmueve, el film es excesivamente largo, sus 102 min de duración, en ocasiones se hacen tediosos, puesto que el ritmo de la película es continuo. El tiempo es lento, lo que claramente nos hace vincularnos más esa "pesadez" de la vida de la protagonista, pero que también se refleja en esa ansia de que ocurra algo que no llega a ocurrir. No deja de ser el reflejo de una vida ciertamente normal a través de la cámara, el día a día, donde parece no suceder nada, más allá de lo vivido.



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.